Sociedad Panameña de Cardiología

Sociedad Panameña de Cardiología

Más de 40 años al servicio de la salud cardiovascular de los panameños

XXVII Congreso Centroamericano y del Caribe de Cardiología Mensaje

Las Dislipidemias

Dr. Temístocles Díaz L.

Médico Especialista en Cardiología Intervencionista


Los lípidos son grasas que circulan en la sangre y son necesarias para nuestro cuerpo.  Sin embargo, cuando se acumulan  en exceso causan aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares. Los lípidos que generalmente medimos son cuatro: el colesterol total, el LDL-colesterol o colesterol malo, el HDL-colesterol o colesterol bueno y los triglicéridos.

El colesterol es un tipo de grasa que se produce en el hígado de todos los animales, incluyendo al hombre.  Los animales producen colesterol a partir de la grasa saturada que al ingerirlas nuestro  hígado la transforma en colesterol.  Esta grasa saturada se encuentra en la carne de los animales y en el aceite de algunas plantas como el aceite de coco, de palma,  nueces,  maní, la pepita del marañon y otras frutas secas. El colesterol de nuestro cuerpo viene de dos fuentes, el que produce el hígado y el que ingerimos con los alimentos, sobre todo aquellos ricos en grasas y en los aceites que usamos para cocinar.

Los aceites vegetales no tienen colesterol, incluso el peor aceite está libre de colesterol o como dicen los anuncios es “colesterol free”.  Es cierto!.  Pero lo importante es la cantidad de grasas saturadas y  no saturadas que tenga el aceite.  Los aceites con mucha grasa saturada son malos pues producen mucho colesterol cuando son ingeridos, como son el aceite de palma y el de coco.  Debemos elegir los aceites con mayor contenido de grasas no saturadas, mono o poli insaturadas. Entre estos tenemos el aceite de canola, de maíz, de soya, de girasol, de oliva, entre otros.   Siempre debemos leer las etiquetas de los productos que compramos.

Para analizar las grasas de la sangre se realiza un examen de laboratorio llamado perfil de lípidos o perfil lipídico en el cual se hace un análisis del colesterol total, el LDL, el HDL y los triglicéridos.   Con esta información su médico puede hacer un análisis de su situación.

Para tratar las dislipidemias se requiere mucha motivación por parte del paciente y de los familiares.  Hay que conocer los beneficios del tratamiento y el riesgo al que estamos expuestos si no controlamos el problema.  Esta es una enfermedad que no produce molestias, es asintomática, no causa dolor ni mareos.   Contamos con dos alternativas para tratar las dislipidemias: lo primero que se recomienda es el tratamiento no farmacológico, mediante el cambio en nuestro estilo de vida.  Si con los cambios en el estilo de vida  no logramos normalizar los lípidos, entonces es posible que el médico le recomiende un medicamento.

El tratamiento no farmacológico se fundamenta en cambiar nuestro estilo de vida.   Debemos cambiar nuestros hábitos de alimentación, reduciendo las grasas saturadas, sobre todo las de origen animal y usando con moderación incluso los  aceites mas “saludables”.  Debemos comer menos y reducir el consumo de alimentos hechos con leche completa, la yema de huevo, los alimentos excesivamente dulces,  los embutidos y los alimentos enlatados que tienen mucha grasa.   Debemos abandonar los malos hábitos, dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol, caminar 30 minutos al menos tres veces por semana y reducir de peso si tenemos sobrepeso.

Si reducimos en 1% el nivel de colesterol, se reduce en un 2% el riesgo de presentar enfermedad coronaria.

Recomendaciones de la ATP III para los niveles de lípidos en la sangre

Tipo de lípidoNivel sérico (mg/dL)
Colesterol total< 200
200 - 239
> 240
Deseable
Limítrofe alto
Alto
LDL< 100
100 - 129
130 - 159
160 - 189
> 190
Óptimo
Limítrofe bajo
Limítrofe alto
Alto
Muy alto
HDL< 40
> 60
Bajo
Alto
Triglicéridos< 150
150 - 199
200 - 499
> 500
Normal
Levemente elevados
Elevados
Muy elevados

Fecha de publicación: 18 junio, 2011.
Fecha de última modificación: 18 junio, 2011.
Palabras clave: , , , , , .
Autor(es): Dr. Temístocles Díaz L..
Ver archivo: Archivo de sección


Agregar un comentario nuevo

La Sociedad Panameña de Cardiología se reserva el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otras conductas no apropiadas en una comunidad civilizada. Es posible que su comentario no aparezca inmediatamente por filtros antispam. Sentimos las molestias si lo anterior ha ocurrido.

Sea patrocinador

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. Revise nuestros términos de uso del sitio web, la política de privacidad y nuestra política publicitaria. Puede contactarnos utilizando la página de contacto. El contenido de este sitio está protegido bajo la licencia CC-BY 3.0. Diseñado y mantenido por Square Pixels Panamá Funciona gracias a WordPress.