Sociedad Panameña de Cardiología

Sociedad Panameña de Cardiología

Más de 40 años al servicio de la salud cardiovascular de los panameños

XVIII Congreso Nacional de Cardiología Mensaje

La Hipertensión Arterial

Dr. Baldomero González

Médico Especialista en Cardiología Clínica


La hipertensión o presión alta es un aumento de la presión en el interior de las arterias. Entre mas alta está la presión, mas esfuerzo debe hacer el corazón para poner a circular la sangre en el cuerpo. La hipertensión es una enfermedad crónica que causa gran incapacidad y muerte en el mundo. Causa el 6% de todas las muertes en el mundo. Hay mas de 690 millones de hipertensos en el mundo, con 1 millón de nuevos casos cada año.

La causa de la presión alta se desconoce en mas del 90% de los casos y se conoce como hipertensión esencial. Suele estar relacionada con antecedentes familiares y hay hipertensos en algún miembro de la familia, entre los padres, abuelos o tíos. No existe la mal llamada “hipertensión emotiva”. Por lo general la presión alta aparece después de los 35 años y se estima que cerca del 20% de los adultos tienen hipertensión y en las personas mayores de 60 años la prevalencia de la hipertensión es superior al 50%.

La mayoría de las personas con hipertensión no presentan síntomas y es por éste motivo por lo que es tan peligrosa. Algunos la llaman el asesino silencioso. No hay dudas, la presión alta le causa daño a su organismo. Daña el corazón, el cerebro, los riñones, las arterias de su cuerpo y la retina de sus ojos. Las personas con presión alta que no se controlan viven menos que los hipertensos controlados y que las personas sin hipertensión de su misma edad. No es normal que la presión aumente con la edad. Las personas mayores con presión alta tienen un alto riesgo para desarrollar “derrame cerebral”. Estas personas necesitan un tratamiento adecuado.

Entre los pacientes con presión alta existen los grupos llamados de alto riesgo, ya que están expuestos a tener mas complicaciones. Entre los grupos de mayor riesgo tenemos los pacientes de raza negra, los ancianos, los diabéticos, los pacientes con enfermedad de los riñones, con enfermedad coronaria y los que presentan otros factores de riesgo como aumento del colesterol y el tabaquismo.

Para el tratamiento de la presión alta se utilizan medidas no farmacológicas, también llamados cambios en el estilo de vida, como dieta baja en sal, ejercicios como caminar, reducción de peso, dejar de fumar, reducir la ingesta de alcohol y café, entre otros. Por ejemplo, con bajar 10 Kg de peso la presión se reduce en 5-20 mmHg, con una dieta especial, bajamos entre 8-14 mmHg, al reducir el consumo de sal la presión baja de 2-8 mmHg, con la actividad física baja de 4-9 mmHg y al reducir el consumo de alcohol disminuye entre 2-4 mmHg. Todos los hipertensos deben realizar cambios permanentes en su estilo de vida.

Muchos pacientes necesitan tomar medicamentos para lograr controlar la hipertensión, ya que muy pocos realizan cambios permanentes en su estilo de vida. Los medicamentos hay que tomarlos diariamente como se lo indica su médico. La mayoría de los pacientes requieren dos o mas drogas para el control de la hipertensión. Una de las drogas debería ser un diurético tiazidico.

Sabemos que es bueno bajar la presión arterial. Si controlamos la hipertensión se reduce la incidencia de “derrame cerebral”(ictus o apoplejía) en un 35-40%, el infarto del miocardio o ataque cardiaco en un 20-25% y la falla cardiaca se reduce en un 50%. La reducción de 2 mmHg en la presión sistólica puede reducir la mortalidad total en un 3%, las muertes por enfermedad coronaria en un 4% y por “derrame” en un 6%. Si la presión sistólica se disminuye en 5 mmHg estas cifras aumentan a 7%, 9% y 14%, respectivamente.

Las llamadas cifras “normales” de presión arterial han ido variando a través de los años. El último consenso para el diagnóstico y tratamiento de la hipertensión arterial, publicado en mayo de 2003 por el National Heart, Lung and Blood Institute y el National High Blood Pressure Education Program de los Estados Unidos, define como presión normal aquella menor de 120/80 y considera como “prehipertensión” las cifras entre 120-139/80-89. Estos cambios obedecen a que se ha observado que el daño causado por la presión arterial empieza a presiones que antes considerábamos “normales”.

La presión máxima, de cualquier edad, es de 140/90; sin embargo, si existe diabetes, daño de los riñones o enfermedad coronaria, la presión hay que bajarla a 130/80 ó menos, para disminuir las complicaciones. A continuación presentamos dos de las clasificaciones de la presión arterial mas utilizadas a nivel mundial. Se considera normal una presión arterial menor de 120/80 y presiones de 140/90 ó mayor se consideran elevadas y requieren tratamiento. A continuación presentamos la clasificación del Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre de los Estados Unidos, publicada recientemente y la clasificación de la OMS.

Clasificación de la Hipertensión Arterial según JNC-VII

ClasificaciónPresión arterial sistólica (mmHg)Presión arterial diastólica (mmHg)
Normal<120<80
Pre-hipertensión120-13980-89
Hipertensión estadio I140-15990-99
Hipertensión estadio II>160>100

Clasificación de la Hipertensión Arterial según OMS

CategoríaPresión arterial sistólica (mmHg)Presión arterial diastólica (mmHg)
Óptima<120<80
Normal<130<85
Normal alta130 - 13985 - 89
Grado 1 - Hipertensión leve140 - 15990 - 99
Subgrupo limítrofe140 - 14990 - 94
Grado 2 - Hipertensión moderada160 - 179100 - 109
Grado 3 - Hipertensión severa≥180≥110
Hipertensión sistólica aislada≥140<90
Subgrupo limítrofe140 - 149<90

Fecha de publicación: 29 mayo, 2011.
Fecha de última modificación: 29 mayo, 2011.
Palabras clave: , .
Autor(es): Dr. Baldomero González.
Ver archivo: Archivo de sección


Agregar un comentario nuevo

La Sociedad Panameña de Cardiología se reserva el derecho de eliminar y/o modificar los comentarios que contengan lenguaje inapropiado, spam u otras conductas no apropiadas en una comunidad civilizada. Es posible que su comentario no aparezca inmediatamente por filtros antispam. Sentimos las molestias si lo anterior ha ocurrido.

Sea patrocinador

La información proporcionada en este sitio está dirigida a complementar, no a reemplazar, la relación que existe entre un paciente o visitante y su médico actual. Revise nuestros términos de uso del sitio web, la política de privacidad y nuestra política publicitaria. Puede contactarnos utilizando la página de contacto. El contenido de este sitio está protegido bajo la licencia CC-BY 3.0. Diseñado y mantenido por Square Pixels Panamá Funciona gracias a WordPress.